DESPERTAR DE LA CONCIENCIA 4. OBSERVAR EL PENSAMIENTO

                     "Hay que sentir el pensamiento y pensar el sentimiento"
                                                                        Miguel de Unamuno.

Despertar de la conciencia. Observar el pensamiento

Una definición somera nos dice que pensar es: "Formar (una persona) ideas y representaciones de la realidad en la mente, relacionadas unas con otras..." 
Parece muy simple ¿no?.
Sin embargo, tal como otras funciones que desarrolla el cuerpo físico humano; pensar es el producto de la elaboración resultante en ideas, pareceres, asimilación y percepciones, de todo el conjunto de información que obtenemos por medio de los sentidos; descodificado y transformado en pensamiento. Es un proceso similar al resto de funciones que tenemos la dicha de realizar (léase aquí, la respiración, la digestión, la micción, etc) interdependiente, como es natural del exterior; donde se desarrolla nuestro presencia corporal. 

Una forma de que nuestra conciencia no solo participe de este procedimiento sagrado automaticamante; sino que se deleite en reconocer la magia infinita, escondida en este proceso sacrosanto; es observarlo.
El célebre escritor y filósofo Don Miguel de Unamuno; nos sugiere en la cita con la que encabece este artículo "...sentir el pensamiento y pensar el sentimiento". Con todo respeto le agrego a la tan brillante sugerencia citada, la de  <Observar> el pensamiento; porque nos reporta una explosiva comprensión de nosotros mismos y del entorno en general en el que nos movemos.
Veamos por pasos ¿que es? y ¿cual es el beneficio de Observar el pensamiento? a continuación:

1-Observar el pensamiento es detenerlo momentaneamente y cuestionar -¿Por qué estoy pensando esto? -¿Qué es lo que estoy sintiendo que me hace pensar tal cosa?-¿Acaso miedo?-.¿Me hace feliz este pensamiento que estoy teniendo en este instante?-

2-En un momento de confusión, miedo e ira; parar inmediatamente el pensamiento y preguntarse ¿por qué tengo tanto miedo? ¿acaso no es absurdo pensar -tal cosa- si todo es temporal y pasa?. 
Cuando logramos revisar el pensamiento de espanto o ira, que hemos tenido surge la paz, comprendemos como nos dejamos estremecer por las "ideas y representaciones de lo que solamente es real en nuestra mente"

3-Observar el pensamiento nos ayuda a perdonar, porque podemos salir transitoriamente de la escena que hemos hipercreado en la mente; con "supuestas conversaciones" con otra persona y en vez de juzgar, simplemente -observemos- .Miremos ese pensamiento como una escena en un teatro y no guardemos resentimientos, o tristezas por "realidades inexistentes", solo creadas en la imaginación.

4-Observar el pensamiento nos impulsará también a observar a las otras personas para en sus agrias reacciones, su furia o su amargura, poder calibrar como esa persona esta cayendo prisionera de su mente y podemos tener la oportunidad de brindarle una mano amiga, solidaria y compasiva.

Termino por el momento este articulo no sin antes citar la insigne frase de Gautama Buda, cuando expresó: "...Ni tu peor enemigo puede hacerte tanto daño como tus propios pensamientos".

Dejo estas ideas a sus propias percepciones, creencias y reflexiones.
Muchas Gracias.
Marta Peña.

Entradas populares