PENSAR POR SI MISMO


Pensar por si mismo

Aunque parezca algo sencillo y cotidiano y que como función biológica realizamos diariamente sin intermitencia; la actividad de Pensar por si mismo; requiere un esfuerzo complementario que la mayoría de los seres humanos no están dispuestos a realizar y prefieren adherirse a una opinión generalizada que trasiega en la conciencia colectiva. 
Con tal de no desarmonizar con opiniones propias un estado de opinión difundido; o "previendo" que estas opiniones personales; no representen un aparente "conflicto/problema" de lo que se ha estatuido como criterio generalizado; el ser humano se auto-censura para participar del acontecer diario con nuevas, frescas y quizás atractivas ideas; perdiendo entre otras cosas la oportunidad de participar de la sociedad inyectando nuevos argumentos sobre cualquier tema; y lo que es peor dejando de utilizar a plena capacidad el sagrado Don de pensar por si mismo.

Dándole la espalda a la célebre oferta que realizara el insigne filósofo alemán Immanuel Kant cuando expresó "...Atrévete a servirte de tu propia razón...", los seres humanos esperan dócilmente que las personas que ellos consideran como gurús, o gobernantes, o los medios masivos de comunicación, o maestros, o especialistas de cualquier rama, o simplemente el familiar o amigo, considerado "más instruido"; emita su opinión sobre un particular, para esa misma opinión hacerla suya sin tratar para nada; de analizar que hay de verdad en la misma.

Incluso la llamada <instrucción o ilustración> corre el peligro de convertirse en una maquinaria que paralice la búsqueda informativa y la magnánima forma de Pensar por si mismo, porque el aceptar simplemente conocimientos de cualquier envergadura, materia, especialidad, etc; sin cuestionarse los preceptos que les dieron origen, o su procedencia; o si en verdad responde a la realidad de una época  o de todas; envuelven los conocimientos en una rígida nebulosa que detiene el flujo feliz del pensamiento fresco y personal.

La ilustración no puede significar el almacenamiento indiscriminado de conocimientos, sin preguntarse a si mismo; si convertimos en propio o aceptamos el fundamento de una regla o saber. De tal manera representa de suma importancia dudar no solo de lo establecido, sino de lo que consideramos ilustrado porque tal como expresara Gautama Buda "...duda de todo encuentra tu propia luz"; encontrar la luz propia también significa ser libre para atreverse a pensar.

Tal como nos sugiere la idea del eminente filosofo Kant:"...el ser humano debe abandonar el estado de dependencia o minoría de edad espiritual en la que se encuentra por su propia culpa, por simple cobardía y pereza. Debe emanciparse de esa situación y atreverse a utilizar la razón para guiarse a si mismo, sin la tutela ejercida por su confesor, su médico de cabecera o cualquier otra figura de autoridad. En suma, debe ejercitar la capacidad de pensar por si mismo, y no permitir que otros piensen por él..."

A continuación les presento mi video con mucho afecto; comentando este artículo. Confio les parezca agradable y sobre todo práctico y útil.



Dejo estas reflexiones a su consideración, asi mismo a su forma de percibir su propia perspectiva de vida.
Muchas Gracias por acceder a mi artículo.
Marta Peña.




Entradas populares