DUDAR ES CRECER

                                                                 
                                                           Dudar es Crecer.

Como seres humanos la mayor de las ocasiones nos resulta fácil adaptarnos a un tipo de opinión grupal; que aglutina las ideas de varias personas, en una localidad, región o país. Un tipo de criterio o parecer que vuela vertiginosamente, como el aire que respiramos; por el espacio de la conciencia colectiva y por no tratar de pensar por nosotros mismos; simplemente aceptamos una ideología, creencia, o una opinión determinada sobre un particular que corre de pronto por cualquier concepto en una poblacion o territorio. Las personas se fusionan con la misma opinión generalizada, porque prefieren no pensar, dejar eso así, emitir el mismo criterio, aparentemente no buscar conflictos, no salirse del marco estrecho establecido por grupos dominantes de poder, o sencillamante por aparentes representantes grupales.

Sin embargo esta forma de acceder al éter de la conciencia colectiva; genera una suerte de indiferencia "confortable" que nos va separando de la alegría original de la vida, de la esencia primigenia de nuestro proyecto , del divino disfrute de pensar, haciendo mofa o relegando a un plano cualquiera al; como expresó el ilustre abogado y político mexicano Benito Juarez:"...Libre y para mi sagrado es el derecho de pensar..."

Cuando dudamos de lo "aparentemente" impuesto estamos tomando el control de nuestra vida; dudar significa crecer, no aceptar cualquier creencia, ideología o dogma, por muy respetable que parezca sin analizar no solo en que consiste, sino buscar sus orígenes, su significado y en que modo puede vibrar en el corazón lo que incorporemos como verdad a nuestro acervo .Dudar nos devuelve una conciencia despierta, que es capaz de observar , la manipulacion de la mistificacion de un dogma o ideologia por ejemplo; si ese es el caso.

El pensamiento de cada ser humano conforma en conjunto, una opinión común que se adhiere al éter de la conciencia colectiva y es una de las causas que nos limita o paraliza, cuando queremos emprender alguna idea que nos parece brillante pero se estrella contra la pared de lo establecido. Si no tratamos humanamente de dudar de lo implantado, incluyendo teorías, hipótesis, sistemas políticos, religiosos o doctorales, simplemente no logramos encontrar nuestro proyecto de vida, no sabemos cual es nuestro derrotero porque no nos hemos atrevido a como alertara Gautama Buda "... Duda de todo encuentra tu propia luz"

Dejo estas reflexiones a su consideración, según sus propias apreciaciones y percepciones.
Muchas Gracias.
Marta Peña.


Entradas populares