FLAGELACION Y CRUCIFIXION DE JESUS

CRUCIFIXION DE JESUS

La crucifixión de Jesús es un hecho narrado en los evangelios, que relata la muerte de Cristo en el Gólgota de acuerdo con la fe cristiana. Jesús de Nazaret, a quien el cristianismo considera el Hijo de Dios y el Mesías, según la tradición fue arrestado, juzgado por el Sanedrín de Jerusalén y sentenciado por el procurador Poncio Pilato a ser flagelado y, finalmente, CRUCIFICADO. En conjunto estos acontecimientos son conocidos como «La Pasión» La presencia de una inscripción o titulus de condena de Jesús de Nazaret —presente de forma unánime en los cuatro evangelios canónicos— constituye uno de los datos más sólidos del carácter histórico de su pasión. 
El sufrimiento de Jesús y su muerte representan los aspectos centrales de la teología cristiana, incluyendo las doctrinas de la salvación y la expiación. Los cristianos han entendido teológicamente la muerte de Jesús en la cruz como muerte en sacrificio expiatorio. Los cristianos católicos y ortodoxos celebran la Eucaristía como actualización o continuación.  

Por la "Pasión de Cristo" se entiende los "padecimientos que sufrió Jesucristo antes de morir en la cruz", sin relación necesaria a ningún evangelio particular, canónico o apócrifo, pero algunos han tratado de crear una armonía de los cuatro evangelios canónicos, como Taciano ya en el siglo II y entre académicos modernos K. Bornhäuser y P. Benoit.  Esta narración armonizada nunca fue aceptada como homogénea, como demuestran, por ejemplo, las dísputas entre cristianos griegos y latinos sobre la fecha de la Pasión.  Y la Iglesia siria, que adoptó el Diatessaron de Taciano, que armonizó los cuatro evangelios canónicos, prefirió después abandonarlo en favor de los síngulos evangelios.  Y ya en el tiempo de Agustín de Hipona (354–430) se notaba las diferencias entre las narraciones de la pasión de Jesús que se leen en los evangelios canónicos, sin por eso rechazarlos.

FLAGRUM
Imagen De Rubén Betanzo S. - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=24612810

La flagelación mediante el látigo llamado flagrum taxillatum o flagra era un preámbulo legal romano a toda ejecución. Una revista de la Asociación Médica Estadunidense, The Journal of the American Medical Association, describe así la práctica romana: “Por lo general el instrumento que se usaba era un látigo corto (flagelo) con varias tiras de cuero sueltas o trenzadas, de largo diferente, que tenían atadas a intervalos bolitas de hierro o pedazos afilados de hueso de oveja [...] Cuando los soldados romanos azotaban vigorosamente vez tras vez la espalda de la víctima, las bolas de hierro causaban contusiones profundas, y las tiras de cuero con huesos de oveja cortaban la piel y los tejidos subcutáneos. Entonces, a medida que se seguía azotando a la víctima, las heridas llegaban hasta los músculos esqueléticos subyacentes y producían tiras temblorosas de carne que sangraba”

En el siguiente breve video podemos observar las mas significativas actividades, hechos y señales de Jesus de Nazaret, recogidos en los Evengelios durante la Semana Santa.


                 

Con todo respeto a creyentes y no creyentes, dejo este relato a su libre albedrio de objetar, aceptar y/o llevar al corazón.
Saludos a todos queridos amigos y amigas.
Marta Peña.



Entradas populares