¿SABIAS QUE ENCONTRARON UN NUEVO HOMO? EL HOMO NALEDI.

Recreación Homo Naledi

Homo naledi (del latín homo, «hombre», y del sesotho naledi, «estrella») es una especie de hominido extinto del género Homo que vivió en lo que ahora es Sudáfrica, según un nuevo hallazgo de la Ciencia Contemporanea.
La especie ha sido descrita en septiembre del 2015 por Berger y colaboradores a partir de los fósiles de al menos 15 individuos de edades diferentes encontrados en la cámara Dinaledi de la cueva Rising Star, cerca de Johannesburgo (Sudáfrica), en la denominada Cuna de la Humanidad, a unos 800 m del yacimiento clásico de Swartkrans. Hasta el momento, el yacimiento ha proporcionado unos 1550 restos, entre fragmentos y huesos completos, de prácticamente todos los huesos del esqueleto, siendo la mayor concentración de restos de una misma especie de hominino en toda África.


Descubrimiento




Sección geológica de la sala donde se encontraron los fósiles.
El yacimiento donde se descubrieron los restos de H. naledi fue encontrado por los espeleólogos aficionados Rick Hunter y Steven Tucker en septiembre del 2013. La cámara situada al final de la cueva era accesible solo a través de dos pasos estrechos con menos de 25 centímetros de anchura, por lo que el acceso era solo posible para espeleólogos experimentados con una constitución corporal particularmente delgada. Los depósitos donde se encontraron los fósiles se localizaron a 90 m de la entrada de la cueva y a unos 30 m por debajo de la superficie exterior.

Anatomía

La morfología del cráneo se aproxima a la de los primeros Homo (H. erectusH. habilis u H. rudolfensis) y el volumen endocraneal, con unos 500 cm³, es similar al de los Australopithecus. Su estatura media era de 1,50 metros y su peso de unos 45 kilos.
La dentición es primitiva, pequeña y de morfología oclusal simple. Las manos tienen adaptaciones manipuladoras humanas. Asimismo son humanas las características de pierna y pie. Sin embargo, el tronco y extremo proximal del fémur exhiben características que lo acercan más a los australopitecos.

Mano derecha de Homo naledi. Vistas palmar (izquierda) y dorsal (derecha). Fósiles encontrados en posición anatómica, es decir, del mismo individuo. Solo falta el hueso pisiforme.
Observamos el dedo pulgar, muy desarrollado, y la muñeca de Homo naledi muestran caracteres derivados, similares a los de H. sapiens y H. neanderthalensis, indicando una gran precisión manipuladora. Sin embargo, las falanges son primitivas, largas y muy curvadas, como en Australopithecus, indicando una frecuente locomoción en ambientes arbóreos. Este mosaico de caracteres —combinación de caracteres primitivos y derivados— es única, no conocida en otros homininos.
El metacarpiano del pulgar presenta las crestas para las inserciones de los músculos motores del pulgar bien desarrolladas, lo que permite la oposición del pulgar, y por tanto la sujeción y manipulación precisa de objetos, por otra parte no encontrados en la cueva.
La forma del tórax es primitiva, con forma de campana: con crestas ilíacas anchas en la pelvis y una cintura escapular estrecha. A pesar de la morfología de las piernas, la estructura del tórax parece indicar que pudo haber tenido una actividad arbórea importante, mientras que, a diferencia de H. erectus, no estaría adaptado a correr largas distancias.
Las costillas son similares a las de los homininos primitivos, robustas y rectas y sin torsión en la parte proximal.
Las vértebras son pequeñas, pero con un canal vertebral relativamente grande.

(Redaccion Con datos de la Enciclopedia Libre)

¿Que les parece?
Todos los dias existen nuevas teorias que "engrandecen" la anterior.
COmenten,Compartan, Opinen.
Por el momento queda de Ustedes con sumo afecto
Su siempre amiga.
Marta Peña.

Entradas populares