LIBERA TU MENTE

"Los Hombres no son prisioneros del destino
sino prisioneros de su propia mente"

Franklin D. Roosevelt
Libera tu mente.

Libera tu mente:
__________________

                      
Liberar tu mente es una muy buena forma de vivir en paz y armonía, aliviando las pesadas cargas que creamos con nuestros pensamientos energeticamente densos y  negativos durante el día y que debemos armonizar "...antes que muera el sol..." para que los rencores que estos conflictos puedan generar; logren amortiguarse o desaparecer.

El cerebro es como otro órgano corporal, que transforma el contenido que le llega del exterior por medio de los sentidos en este caso descodificando o asimilando, toda la información que recibe, generando pensamientos, ideas, o a veces, complicadisimas, venganzas y pugnas. 
Tal como el estómago recibe todos los alimentos y comienza a digerirlos, no hay duda lo desagradable que resulta cuando se produce una mala digestión por cualquier razón; siempre tratamos por todos los medios de aliviar la pesadez estomacal con una tizana o algún remedio. En el caso del cerebro; no debemos irnos a dormir sin desconectar, aliviar, definir y dejar fluir cualquier contratiempo generado durante la jornada.

Apagando el Interruptor:
___________________



Tenemos que apagar metaforicamente el interruptor del cerebro, tal como se representa en la imagen; para que fluya entre nuestras enzimas, neuronas, células y moléculas, la sublime libertad que provoca ser el <arquitecto del destino propio> sabiendo limar cualquier aspereza con nuestra pareja, familiares o amigos, así como conflictos temporales de cualquier índole de trabajo, vecinos o parientes porque hay que llevar a nuestro corazón el mensaje que merecemos la calma, como la vida armónica .

Somos los dueños de nuestra mente y no al contrario; así nada ni nadie puede robarnos la felicidad, sin que intervanga nuestros pensamientos de rencor, o cualquier otra emoción densa. Debemos borrar esos pensamientos a sabiendas de comprender que somos los verdaderos  dueños de lo que pensamos. 
Tomemos las riendas de la mente y cabalguemos en pos de la alegría y la sabia intención de la paz. No dejemos que los pensamientos agrios nos arruinen la existencia, observémoslos y dejemos que fluyan; permitamos ir la densa energía, del odio, la ira, y el miedo.

Gracias por acceder a mi articulo que como es natural dejo a sus propias percepciones, creencias y opiniones.
Marta Peña





Entradas populares