¿A QUE EDAD EMPIEZA LA TERCERA EDAD? PRIMERA PARTE

¿A QUE EDAD EMPIEZA LA TERCERA EDAD? PRIMERA PARTE

¿A QUE EDAD EMPIEZA LA TERCERA EDAD?:
______________________________________
Tercera edad o senectud es un término antropo-social que hace referencia a las últimas décadas de la vida, en la que uno se aproxima a la edad máxima que el ser humano puede vivir. En esta etapa del ciclo vital, se presenta un declive de todas aquellas estructuras que se habían desarrollado en las etapas anteriores, con lo que se dan cambios a nivel físico, cognitivo, emocional y social. A pesar que esta fase tiene un punto final claro (la muerte), la edad de inicio no se encuentra establecida específicamente, puesto que no todos los individuos envejecen de la misma forma. No obstante, debido que la edad biológica es un indicador del estado real del cuerpo, se considera que se trata de un grupo de la población que tiene 65 años de edad o más.
Envejecimiento Humano:
___________________________

               

El envejecimiento o senescencia es el conjunto de modificaciones morfológicas y fisiológicas que aparecen como consecuencia de la acción del tiempo sobre los seres vivos, que supone una disminución de la capacidad de adaptación en cada uno de los órganos, aparatos y sistemas, así como de la capacidad de respuesta a los agentes lesivos (noxas) que inciden en el individuo. El envejecimiento de los organismos y particularmente el nuestro como especie humana, ha sido motivo de preocupación desde hace años.​
Nuestra esperanza de vida ha aumentado significativamente en los últimos años. El envejecimiento de la población puede considerarse un éxito de las políticas de salud pública y del desarrollo socioeconómico aunque también es un reto para toda sociedad ya que debe adaptarse a esta nueva realidad. Con el envejecimiento, comienza una serie de procesos de deterioro paulatino de órganos y sus funciones asociadas. Muchas enfermedades, como ciertos tipos de demencia, enfermedades articulares, cardíacas y algunos tipos de cáncer han sido asociados al proceso de envejecimiento.
Por este motivo la investigación a nivel celular de este proceso ha recibido especial atención. Uno de los hallazgos relevantes es que las células normales están programadas para un número determinado de rondas divisionales. Cada cromosoma posee en sus extremos una serie de secuencias altamente repetitivas y no codificantes denominadas telómeros. Debido al mecanismo de replicación del ADN de las células, los telómeros se van acortando con las sucesivas divisiones. Esto se ve atenuado por la existencia de una enzima llamada telomerasa que realiza la replicación telómerica. Sin embargo, la actividad telomerasa funciona en células embrionarias, pero se inactiva en células somáticas, lo que conlleva un acortamiento progresivo de los telómeros cromosómicos; cuando el tamaño de los telómeros llega a un cierto nivel mínimo, se desencadenan mecanismos que conducen a la muerte celular. Por esta razón, el acortamiento telómerico se ha asociado con el proceso de envejecimiento celular. De esta forma, el largo de los telómeros representaría una especie de reloj genético que determinaría el tiempo de vida de las células.
Internacionalmente, en 1984 se admitió por convenio, que anciano es toda persona mayor de 65 años, edad coincidente con la jubilación.

Clasificación de las personas mayores:

  1. Persona mayor (sana o enferma) autónoma: incluye a las personas mayores de 65 años, sanas y afectas de enfermedades (agudas o crónicas) no potencialmente incapacitantes.
  2. Persona mayor frágil o de alto riesgo de dependencia: este concepto indica situación de riesgo de dependencia (pero sin padecerla aún), siendo potencialmente reversible, o pudiendo mantener la autonomía mediante una intervención específica.
  3. Paciente geriátrico: Si cumple tres o más de las siguientes condiciones:
    1. Mayor de 75 años
    2. Pluripatología
    3. Incapacidad funcional (alto riesgo de dependencia)
    4. Deterioro mental
    5. Problemática social en relación con su estado de salud

Fragilidad:

Estado asociado al envejecimiento (y a determinados factores externos), que se caracteriza por una disminución de la capacidad de reserva fisiológica funcional ante el estrés (es decir, por una incapacidad para mantener lo que ha sido llamado homeostasis que significa el conjunto de fenómenos de autorregulación, conducentes al mantenimiento de una relativa constancia en la composición y las propiedades del medio interno de un organismo). Este estado se traduce en:
  • Pérdida de resistencia ( pérdida de masa muscular o <sarcopenia> que sin duda es un componente clave en la aparición de la fragilidad)
  • Aumento de la vulnerabilidad
  • Aumento del riesgo de incapacidad

Características del anciano frágil

  • Mayor de 80 años
  • Pluripatología (con tendencia a la cronicidad)
  • Pérdida de la capacidad funcional
  • Deterioro cognitivo (incluyendo mal de Alzheimer)
  • Problemas afectivos (depresión)
  • Ingresos hospitalarios repetidos
  • Polifarmacia (> 3 fármacos)
  • Presencia de síndromes geriátricos
  • Vive solo
  • Está institucionalizado

Este tema continuará en un segundo abordaje.
Saludos a todos queridos amigos y amigas y no dejen de expresar sus criterios con relacion a la vejez.
Un abrazo
Su siempre amiga.
Marta Peña




Entradas populares